Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Más información aquí
TelECEF
Bienaventurado eres, peregrino, porque has descubierto que el auténtico camino comienza cuando se acaba.

ÍNDICES DE SATISFACCIÓN

Los datos mostrados en la tabla y gráficas siguientes corresponden al resumen promedio de las valoraciones del cuestionario de satisfacción que las familias que lo desean nos envían al finalizar El Camino.



TESTIMONIOS

Los testimonios aquí presentados son una muestra de las experiencias, sensaciones y momentos más intensos que las familias peregrinas han vivido al hacer el Camino. ECEF les da a todos las gracias por su generosa aportación al querer compartir estos relatos con todos, los cuales sin duda harán que se animen otras muchas familias a hacer el Camino en Familia.

CAMINOS DE SANTIAGO 2017

Espero con mi testimonio animar a otros porque merece de verdad la pena

ECEF. Meyer Estuvimos del 17 al 24 de Julio haciendo la etapa del camino francés. Y qué experiencia tan bonita no sería, cuando me tenéis aquí a las tantas de la noche escribiendo un testimonio; yo que no soy mucho de esas cosas.

Viajamos mi marido y mis dos hijos de 8 y 6 añitos (recién cumplidos). Mi hija Carolina ha sido la benjamina del grupo, y debido a que ya la primera noche se ganó su premio por haberse hecho toda una etapa entera como una valiente, el resto del viaje se negó en rotundo a que la lleváramos en el carro. Es, yo creo, que a partir de la segunda etapa, que se crea un ambiente de tribu y todos nos vamos alentando, los unos a los otros. Así que a Carolina le iban diciendo: ¿pero cómo no puedes ir cansada? Y mi Carolina ufana y orgullosa repetía: pues ya te he dicho un montón de veces, que no, que no me canso. El último día de la jornada mi hijo de 8 añitos se levantó un poco malo y a pesar de haber vomitado se negó en rotundo a montar en la furgoneta de apoyo y dijo que prefería caminar.

Todo esto se lo cuento a padres que como nosotros, al principio estábamos muy escépticos de si no iba a ser mucho para los peques. Nada de eso, ha sido demasiado poco: esta noche mi hija me ha dicho que por qué no podemos volver al camino y es que en verdad luego se echa mucho de menos a esa tribu tan variada e increible que se forma en torno al propósito de llegar a Santiago. Seguramente que si lo hubiéramos hecho solos no habríamos llegado ni a la esquina, pero los chicos mayores llevaban a los pequeños, y todos se ayudaban y eso es tan bonito y gratificante de experimentar.

Pero sobre todo, sobre todo es la risa que nos han regalado los monitores que nos han acompañado: Jon, Jaime y Alejandro, a los que mis hijos (y también los padres) echamos muchísimo de menos. Qué personas tan divertidas, motivadas, pacientes, creativas... Y como una de las niñas de 12 años les escribió la última noche: sabéis cuándo toca estar serios y cuándo toca estar de broma. Tan preocupados de que de verdad éstas fueran unas vacaciones inolvidables y superando con creces unas expectativas que ya eran muy altas. Os damos las gracias de corazón por tanta dedicación, alegría, bondad y risa que nos hemos llevado de esta semana inolvidable compartiendo con todos.

Espero con mi testimonio animar a otros porque merece de verdad la pena. Hasta pronto.

Familia Meyer García.

Ha sido un auténtico lujo haber realizado el camino con vosotros

ECEF. GarciaConsuegra El camino y todos vosotros nos habéis transmitido muchos y buenos valores que el día a día nos impide apreciar.

Seguramente que hayamos podido ir a mejores hoteles con más estrellas, pero esto queda en un segundo plano con lo realmente importante que es crear el entorno y organización adecuada para poner en valor la magia del camino, amabilidad, humanidad, compañerismo, estar siempre dispuesto a ayudar...

Estos valores quedaran siempre en mi corazón. Gracias por haberlo hecho posible.

Un abrazo.

Familia García-Consuegra



Yendo con niños definitivamente lo volvería a hacer con El Camino en Familia

ECEF. SandraBenzal Desde hace dos años tenía en mente hacer el Camino de Santiago con la empresa el Camino en Familia, tenía la intuición que eran profesionales y expertos en la dinámica de actividades con niños.

Finalmente lo hemos hecho y estoy muy contenta, y muy orgullosa de ver que mi hijo de 9 años se implicara 100% en hacer sus km cada día, totalmente motivado por los monitores, las canciones, los bailes, los juegos de las noches que premiaban a los caminantes, y el compartir esas horas con otros niños.

Yendo con niños definitivamente lo volvería a hacer con El Camino en Familia, muy bien organizado y no hemos tenido que preocuparnos de nada más que de caminar!!!

Unos monitores encantadores y disponibles en todo momento, y Alejandro Rodriguez con quien traté por teléfono y email para la preparación del viaje fue también muy atento y me ayudó con cualquier duda. Esta vez hemos hecho el Camino Portugués, pero la próxima el Francés.


Gracias Jon, Jaime, Miguel, y Alejandro Bahon y Rodriguez!!!

Sandra Benzal


¡¡¡Qué maravillosa experiencia!!!

ECEF. Granado Escribo estas líneas para expresar mi más sincero agradecimiento y el de mi familia por el maravilloso camino portugués que hemos hecho con El Camino en Familia, mi marido, mis hijos, Daniel de 12 años e Iván de 8 añitos y yo. Ha sido una experiencia inolvidable para los cuatro.

Antes de empezar teníamos buenas sensaciones, pero nuestras expectativas se han multiplicado por 1000. Todo ha sido perfecto, la organización, el grupo de personas con las que hemos coincidido (a algunas las conocíamos y a otras no), las etapas, todos y cada uno de los sitios por los que hemos pasado preciosos y los monitores de 10.............que decir de los monitores........divertidos, cariñosos, incansables, siempre cantando, haciendo juegos con los niños, haciéndonos estrujar el seso con sus adivinanzas y acertijos, pendientes en todo momento de todos y cada uno de nosotros, pero sobre todo de los peques. JON, MIGUEL, JAIME y ALEJANDRO sois geniales, siempre os llevaremos en nuestro corazón.

La entrada a la plaza del Obradoiro super emocionante!!! Sin duda repetiremos. Un abrazo enorme,

Familia Granado María



CAMINOS DE SANTIAGO 2016

Gracias por hacerlo tan agradable

ECEF. Tina Hola amigos, quiero contar mi experiencia en el camino para que perdáis el miedo a iniciar esta preciosa aventura.

Soy una abuela de 67 años que he hecho el camino con mi nieta Nerea de 11 y ha sido una experiencia inolvidable para las dos. Yo había hecho el camino otras veces y quería que ella lo conociera, pero tenía miedo de que no aguantara los kilómetros necesarios. Pero con la ayuda de los monitores que son fantásticos, que los entretienen y animan con sus juegos lo ha hecho sin darse cuenta.

El año próximo me llevare a Nerea y a su hermana Paula de 8 años.


Gracias por hacerlo tan agradable.
Familia García Gámiz

Sólo hay una forma de hacer el camino en familia con hijos...

ECEF. Varela 2016 Esta es nuestra tercera experiencia con vosotros haciendo El camino de Santiago: Francés en 2014, Portugués en el 2015, y este año 2016 recorriendo las mejores etapas del Francés.

Sólo hay una forma de hacer el camino en familia con hijos de diferentes edades: jóvenes, adolescentes o niños pequeños, y es con organización, sobre todo para los pequeños y eso lo hemos encontrado con EL CAMINO EN FAMILIA. Resultando al final un fantástico camino para todos en donde hasta los hijos vuelven encantados a pesar de andar, lo que les parecía un petardo el primer año que lo hicimos.

Muchas gracias por todo.
Familia Varela



No tengo palabras para agradecerles lo bien que se han portado con nosotros

ECEF. Anabel Es la primera vez que realizo el camino, iba un poco asustada por el tema de los niños, pero debo felicitaros por la gran organización que hacen y sobre todo mi enhorabuena a los monitores (Jon, Nazaret, Miguel y Nuria), sin ellos no hubiera sido igual, el trabajo realizado tanto con los niños como con los padres fue simplemente fantástico, no tengo palabras para agradecerles lo bien que se han portado con nosotros y sobre todo lo bien que nos lo hemos pasado, desde luego les hare una buena propaganda y lo mejor es que pienso repetir.


Muchas gracias por todo.
Anabel



El año que viene también caminaremos con vosotros por tercera vez

ECEF. Alicia y Rafa Queridos monitores, coordinadores, pre-monitores y peregrinos, un año más, mi familia y yo hemos caminado hasta Santiago con vosotros. Un año más, hemos decidido que el año que viene también caminaremos con vosotros.
El año pasado decidimos que queríamos hacer unas vacaciones diferentes, andar como solemos hacer en vacaciones, pero con más gente. Busqué en Internet y apareció el Camino de Santiago y me pareció una idea buena. Primero pensé en hacerlo solos, pero como ya pasamos bastante tiempo solos, enseguida pensé en un grupo, o algo que nos facilitase la experiencia y además queríamos pasar tiempo con gente, conocer gente vamos... En Internet encontré la página de El Camino en Familia... Debo decir que no somos religiosos y en principio fuimos reacios porque nos pareció que era una organización religiosa o algo así, pero eran los únicos que ofrecían el Camino organizado para niños y con dos hijas de 9 y 8 años las vacaciones pueden ser una delicia o un infierno así que nos arriesgamos...Y fue genial. En primer lugar, y básico para nosotros, había todo tipo de familias, niños y adultos con los que poder hablar y echar unas risas. Había muchos niños y entre ellos se animan, se ayudan, se divierten y te hacen partícipe de su diversión. Todo el mundo se respetaba enormemente, y con esto quiero decir que igual que había gente que iba a misa, había gente que no, que nos íbamos a tomar algo por la tarde o cualquier otra cosa y en ningún momento nos sentimos "raros".
En fin que merece la pena, es divertido, conoces gente interesante, haces ejercicio, pasas tiempo con tus hijos y tu pareja pero también con otras personas, aprendes cosas...Y además en el Inglés este año hemos tenido una tarde de playa (a mí no me gusta pero mis hijas no podían ser mas felices)... Y en Galicia, que rico todo, que bien nos alimentamos...
Sólo podemos recomendarlo y pedir a los Alejandros y a Jon que organicen más en otras zonas del Camino para los que le damos menos importancia ya a la llegada a Santiago.

Muchos besos y abrazos a todos y nos vemos el año que viene.
Alicia y Rafa (Alemania)


La experiencia del camino en familia no se nos olvidará nunca

ECEF. Cristina Realicé el Camino de Santiago en familia con mi hija de 14 años, acompañadas de mi hermana y sus tres hijos, dos de 12 y una de 14 años. La experiencia del camino en familia no se nos olvidará nunca, siempre recordaremos este bonito camino y los peregrinos que nos acompañaron, de Málaga, de Madrid, de Valladolid, de Canarias y de Córdoba. Sobre todo, agradecer la magnífica labor de unos monitores excepcionales:
Jon: un gran jefe de grupo.
Javier: maravilloso en su trato con niños y con adultos.
Paula: que soportó a mi hija y sus canciones de regageton e intentó reconducir, creo que sin conseguirlo, sus gustos musicales.
Alejandro: apareciendo con su furgoneta siempre que lo necesitábamos.
Mercedes: siempre atenta a los más pequeños, una monitora dulce y paciente.
Y por último, Sergio, el más grande de los monitores, una bellísima persona, próximo a convertirse en un gran monitor.
Sólo espero poder repetir la experiencia al año que viene, esta vez por el Camino Inglés.

Muchas gracias y mi más sincera felicitación por el trabajo realizado.
Cristina y familia


Todos juntos hemos formado una "gran familia en este camino"

ECEF. De Santos Mi más sincero agradecimiento a Jon y su equipo (Paula, Alex, Javi, Mercedes y Sergio) por su gran profesionalidad e implicación durante todo el camino, que han hecho que esta experiencia haya sido una vivencia muy especial para todos los que hemos participado en ella y que siempre recordaremos con mucho cariño, porque gracias a ellos y las estupendas familias que hemos conocido han sido unos días geniales y todos juntos hemos formado una "gran familia en este camino"

Muchas gracias por todo.
Familia De Santos



La experiencia del camino en familia no se nos olvidará nunca

ECEF. Orugo Queremos dar las gracias al equipo de El Camino En Familia por hacer de este camino algo más que unas vacaciones, pues han conseguido acercarnos más como familia, conocer a personas con vidas e inquietudes similares, mostrar y compartir preocupaciones, ilusiones y forjar amistades duraderas y sinceras.

Felicitar también a Jon y a todo el equipo por su profesionalidad, cercanía y saber estar en todo momento, son gente joven con ideas claras y con ganas de luchar y seguir aprendiendo de todos y en todo momento.

Os animamos a seguir en este camino, con ilusión, cariño, sinceridad y respeto hacia todo y hacia todos.


Muchas gracias.
Familia Orugo garcía


Uno de mis sueños era hacer El Camino de Santiago

ECEF. Concha El Camino en Familia ha sido para mí el inicio de una nueva etapa en mi vida. Me ha llenado de paz y tranquilidad, que era lo que mi espíritu necesitaba. Me ha ayudado a conectar con Dios. A través de la naturaleza, del cansancio, de los nuevos amigos mi alma se ha recompuesto. He desconectado, por completo, del mundo exterior. Me he dejado llevar. Ha sido muy placentero que me organizarán el día. Él no tener que discurrir, que pensar, que resolver. Mi única preocupación era agradar a la gente, dar lo mejor de mí misma en cada momento, atender las preocupaciones de los demás.

Ha sido un camino de crecimiento personal, de desarrollo intelectual. Una nueva forma de ver las cosas. Un paso importante hacia el futuro. Un futuro para mí lleno de posibilidades, de oportunidades, de ilusiones, de sueños por cumplir. Uno de esos sueños era hacer El Camino de Santiago.

Para los que no me conocéis tengo 62 años y soy lo que se llama ahora " una jubilada activa". Una jubilada, con más ganas que nunca, de trabajar, de estudiar, de ayudar a los demás, de participar en todo tipo de proyectos solidarios.

Concha


Entrar en la Plaza del Obradoiro con mi familia fue un momento que no olvidaré

ECEF. García Gámiz Hace años hicimos una parte del camino desde Roncesvalles a Logroño durante unas vacaciones con la idea de completar el recorrido hasta Santiago dividido por tramos durante nuestras vacaciones en los años siguientes. Llegaron los hijos y los planes que uno había hecho cambiaron completamente. Pero el espíritu del camino nos había enganchado así que teníamos claro que algún año lo intentaríamos. Ir con niños era un hándicap sin duda, pero ha sido muy fácil gracias a El Camino en Familia. Hemos caminado hasta Santiago y además hemos compartido kilómetros, experiencias, historias, y muchas risas con un grupo de gente especial y sorprendente a los que espero encontrar de nuevo en el camino a algún lugar.... Ha sido una experiencia única y entrar en la Plaza del Obradoiro con mi familia un momento que no olvidaré.
Queremos hacer hincapié en el excepcional equipo de monitores: Jon, Nazaret, Paula y Eros. Han conseguido integrar a todas las familias en un solo grupo, cosa que no es fácil, y siempre nos han dado, con el mejor talante, un trato muy cercano y familiar sin olvidar su profesionalidad en ningún momento. ¡Les damos las gracias de todo corazón!

Familia García Gámiz

Llegamos con una familia de 4 miembros, y nos fuimos con una de 43

ECEF. VillSab Íbamos con nuestro hijo de 6 años, el pequeño del grupo, y teníamos nuestras dudas de cómo se desarrollaría el camino, y si podríamos aguantar el recorrido a pie. El coche de apoyo nos daba confianza para poder usarlo en caso de necesidad. No hizo falta en ningún momento.

La actitud de los monitores, pendientes en todo momento de todas las familias, de animar a los niños en los momentos duros de cada etapa. Nuria y su repertorio de canciones, y su cariño continuo a los pequeños, Paula dando su ánimo a los que se quedaban algo atrás, Nazareth con su constante buen humor y actitud positiva, y Alejandro dando ánimos en cada acercamiento al grupo desde el coche de apoyo, terminaban haciéndonos las etapas cortas.

El camino en Familia es un nombre ideal para este proyecto, dado que nosotros llegamos con una familia de 4 miembros, y nos fuimos con una de 43. El camino lo hicimos entre todos, y los recuerdos de este viaje permanecerán imborrables en la memoria de todos para siempre.

En cuanto al equipo de monitores asignado, formado por Nazareth, Paula, Nuria y Alejandro, es sencillamente de diez; gente que da su cien por cien con una sonrisa en todo momento, haciendo sentir a la familia como en casa kilometro a kilometro.

Gracias por esta maravillosa experiencia
Familia Villalón Sabio

Aun nos dura el sentimiento de nostalgia y amor.

ECEF. Botella monitores Queremos felicitar expresamente a los monitores y en especial a Nazaret por su profesionalidad, atención, resolución de problemas, empatía, explicaciones, cariño, cercanía, etc. Como empresario esto es valorable en su máxima extensión, porque hay pocas personas con estas capacidades:
Nazaret: a la cabeza de todo, equipo, coordinación exquisita, etc.
Nuria: atención espectacular con los niños, llega con facilidad a ellos en canciones, juegos, entretenimiento, la llevaría a todos mis caminos, eventos, etc. ja ja ja...
Paula: la mano derecho de Nazaret para todo, "la hermana" que es un mensaje especial cuando vamos en familia, hemos aprendido o hemos tenido un gran ejemplo para nuestros hijos de lo que es quererse dos hermanas, hasta esto nos ha llegado al corazón y lo usaremos como ejemplo para nuestros hijos.
Alejandro: siempre positivo, siempre disponible, siempre una sonrisa, siempre cercano, esto es clave para un grupo y más en el Camino de Santiago.

Muchas gracias por toda la organización, porque hemos venido encantados y tristes por haberse terminado, hermanados con las demás familias, monitores, etc, que nos sentimos como una gran familia, aun nos dura el sentimiento de nostalgia y amor.

José Luís y familia



CAMINOS DE SANTIAGO 2015

Uno de los momentos más emocionantes que hayamos vivido en mi familia

ECEF. Urquiza López Quizás pueda parecer retórico, pero habéis conseguido que la llegada a la Plaza del Obradorio de Santiago haya sido uno de los momentos más emocionantes que hayamos vivido en mi familia, pero no por el hecho de haber llegado a la meta tras 103 Km. de esfuerzo, sino por todas las vivencias que nos han acompañado durante estos seis días de peregrinaje, y que nos van a acompañar siempre.

Muchas gracias de corazón por habernos permitido participar de esta experiencia, y BUEN CAMINO.

Familia Urquiza López



Un sendero hacia el Amor

ECEF. Eva María
Expresar, que como bien decís, esto es más que un Camino, habéis hecho posible una de la mayores experiencias que tanto mayores como pequeños puedan vivir. Esos chicos, Jon, Alfonso, Carlota, Paula, Mateo, son toda una inspiración para los más peques, llevan algo especial en su interior que va más allá de la función que desempeñan, personas realmente comprometidas, con una fuerza interior que les mueve y transmiten con una vivencia que hace que los que hemos convivido con ellos nos contagiemos fácilmente.



Cuándo el cuerpo no puede la mente y el corazón hace caminar, hace disfrutar, divertir a los más pequeños y estos chicos han hecho eso posible, suyo es el mérito y de los que ponéis en marcha una aventura de tal envergadura.

Mil gracias de verdad, el Camino se ha hecho más llevadero a vuestro lado, consiguiendo que familias enteras de perfiles tan distintos, unan sus bastones para un mismo fin. Ese amor tan inmenso que vuestros chicos han transmitido se ha hecho presente en cada familia, dejándonos una huella totalmente imborrable y motivo más para mí y mis pequeñas para crecer, continuar y creer.

Sí llegamos a Santiago, era nuestro objetivo, pero nunca podía pensar que en cada etapa y en cada sendero a vuestro lado, en cada unos de esos kilómetros recorridos, ya estábamos con el Apóstol.

Eva María, Elena y María


Eva María nos dejó su gran ejemplo como persona, madre y esposa en un diario por escrito de su peregrinación, del que nos sentimos halagados por haber querido compartirlo con nosotros. Pese a su temprana viudedad, sin duda Eva María ha sabido afrontar su vida con el mismo espíritu del peregrino de Santiago: buscador inquieto, contemplativo y agradecido por tanta belleza y vida compartida con todo lo que le rodea ¡Enhorabuena familia!
Un sendero hacia el Amor.pdf

Vacaciones en familia, en un ambiente sano y de valores cristianos

ECEF. De La Higuera-Guerrero Nuestra familia, formada por padre de 50 años, madre de 48 y tres hijos de 23, 21 y 10 años, acabamos de hacer el camino potugués y ya estamos entusiasmados con la idea de hacer el año que viene el camino francés. Eso sí, siempre y cuando sea con "El Camino en Familia". Y es que, ha sido tan fácil !!!! Toda la dificultad que representa caminar 100 kms. en 5 días, para gente que no estamos habituados a caminar mucho, se hace no sólo fácil y asequible, sino hasta agradable, divertido y muy enriquecedor, gracias a las personas que forman la organización del viaje. Nos lo hemos pasado en grande, empezando por mis dos hijos mayores, que tenían serias dudas de si se lo pasarían bien. Al final, nada más terminar, nos preguntaron los dos si el año que viene íbamos a repetir.....La peque, por supuesto, ha disfrutado como nunca. Primero, por pasar tanto tiempo con sus hermanos que, debido a la diferencia de edades y a las ocupaciones de cada uno, no le pueden dedicar el tiempo que a ella le gustaría. Pero luego, por esos "pedazos" de monitores que se han dejado el alma en cada jornada para hacernos cantar, bailar, jugar y disfrutar a todos, como si fuéramos niños. Y a los niños les han dedicado todo su tiempo con una generosidad y un cariño impresionantes, de manera que los peques lo notaron desde el primer momento y han disfrutado tanto que no lo olvidarán nunca. En definitiva, mi mujer y yo hemos conseguido lo que llevábamos tantos años buscando, pasar unas vacaciones en familia, en un ambiente sano y de valores cristianos y en el que lo pasáramos bien todos juntos. Y todo eso ha sido gracias a vosotros, los responsables de esta maravillosa aventura.

Muchas gracias por todo y ¡¡¡¡ hasta el año que viene !!!!!.

Familia De La Higuera-Guerrero



Una vida mejor, con y por los que no pueden, es posible ahora

ECEF. Familia Castellano Falcón ¡Esto si que se puede llamar peregrinar! El camino se hizo ameno con la estupenda compañía, las canciones, los juegos, pruebas y concursos, y la belleza de cada tramo.

De regreso a casa, muchos retos con el propósito de poner más pasión en lo cotidiano, en la familia, en la sociedad..., porque una vida mejor, con y por los que no pueden, es posible ahora.

Familia Castellano Falcón

El mejor viaje hacia el interior

ECEF. Troya Armas Se me hace difícil describir que ha significado el camino en familia, ha sido un viaje hacia el interior, lleno de emociones mágicas y sentimientos a flor de piel. He llorado y reído creo que por igual, hemos tenido unos compañeros de viaje inmejorables, tanto los monitores como el resto de las familias han sido de 10. Decidi no tener muchas expectativas por si luego no se cumplían y tengo que decir que el UNIVERSO ha estado a nuestro favor. Gracias a todas las familias que han compartido con nosotros sin ellos no hubiera sido lo mismo, los niños han sido maravillosos, se han portado como verdaderos campeones. Estoy muy orgullosa de todo el grupo.

Gracias a EL CAMINO EN FAMILIA POR HACER LAS COSAS CON TANTA PROFESIONALIDAD, ESTÁIS EN TODOS LOS DETALLES Y ESO SE AGRADECE. HASTA LA PROXIMA.........PORQUE SÉ QUE HABRA OTRA.

Familia Troya Armas



Un viaje EXCEPCIONAL

ECEF. Niños en el río La idea de hacer el camino nos atraía mucho a toda la familia, sabíamos que nos iba a gustar pero teníamos dudas de como responderían nuestras hijas, por ese motivo decidimos contratar los servicios del Camino en familia.

El Camino en familia no se limita a dar apoyo logístico, nos ha sorprendido muchísimo consiguiendo que un viaje que esperábamos que fuera bueno haya sido mucho más que bueno, excepcional. Y ha sido excepcional por su equipo humano, las dinámicas de grupo, los juegos y la atención recibida que han conseguido que todos participemos, que nos divirtamos, que las familias que estábamos participando acabemos formando "una pequeña gran familia", que nuestras hijas y nosotros queramos repetir.

Lo recomendamos sin dudarlo a todos aquellos que quieran hacer el camino de Santiago con niños.

Familia Clemente Pérez

Realmente hicimos cuatro el Camino, nosotros tres y nuestra apadrinada Rosa

ECEF. Castro Ha sido una experiencia extraordinariamente enriquecedora en todos los aspectos, especialmente en el familiar y humano. Nos ha permitido conocernos mejor como familia y como parte de un grupo que nos ha recibido como una parte integrante de él, permitiéndonos olvidar el plano personal para descubrir el plano hacía los demás.

No quisiera pasar por alto la parte del apadrinamiento, ya que nos ha permitido tener un plus en fuerzas y energías para continuar. Realmente hicimos cuatro el Camino, nosotros tres y nuestra apadrinada Rosa que sigue estando presente en nuestras conversaciones a pesar de haber terminado ya el Camino.

Desde aquí quiero agradecer a EL CAMINO EN FAMILIA la oportunidad que nos han brindado para vivir esta magnífica experiencia, a los siempre entregados y amables monitores, a los apadrinados por dejarnos llevarlos con nosotros en nuestro viaje, y a todos los compañeros que han realizado el camino con nosotros por las constantes muestras de cariño y amistad.

Familia Castro



Tuvimos la dicha de recibir el agradecimiento de nuestros hijos que originalmente no estaban interesados

ECEF. Esther y Daniel Deseábamos hacer el camino de Santiago pero habíamos dejado pasar varios años siempre dudando si involucrar o no a nuestros 2 hijos. Elegimos el Camino en familia ya que nos daba la seguridad de apoyarlos, y a nosotros también, en caso de que algo no fuera de su agrado o se desinteresaran durante el recorrido. Al empezar no sabíamos cómo se adaptaría nuestra hija de 13 años que no se mostraba muy interesada y nuestro hijo, con necesidades especiales –Síndrome de Down-, de 17.

Cuál sería nuestra sorpresa al ver que disfrutaban el recorrido como el que más e incluso nos agradecieron al final el que lo hubiéramos organizado. Más allá de las satisfacciones y hermosos recuerdos que el mismo camino deja en lo individual, tuvimos la dicha de recibir el agradecimiento de nuestros hijos que originalmente no estaban interesados y además conocimos siete familias encantadoras con las que seguramente continuaremos en contacto. Muchas gracias a los organizadores y monitores del camino por el excelente trabajo.

Esther y Daniel. México

Animada por mis dos hijos a peregrinar a Santiago en familia

ECEF. Galvez y Torres Ha sido una gran experiencia tanto para mis hijos (que ya es la segunda vez ) ya que el año pasado hicieron el camino Inglés con unos amigos, como para mí que este año es la primera vez (Camino portugués).

Hemos conocido a muchas familias de las que traemos muy buenos recuerdos, y una gran amistad al igual que de los monitores, personas encantadoras y supercariñosas que con juegos, canciones, charlas, etc., hacían que las jornadas del camino resultaran superentretenidas; tanto es así, que desde que he venido no paro de tararear las canciones por casa.

En fin, que espero repetir en alguna ocasión y por alguna otra ruta con EL CAMINO EN FAMILIA

Familia Gálvez Rodríguez

CAMINOS DE SANTIAGO 2014

Un año más repetimos camino en familia

ECEF. Verónica Juez y su hija Lucía Un año más repetimos camino en familia. Sin ninguna duda quiere decir que el año pasado la experiencia fue excelente.

Y si en el grupo de este año de 12 familias 7 de ellas son repetidoras, queda claro que hacer el camino de santiago en familia con esta organización es una experiencia tremendamente divertida y agradable. El principal motivo es la organización, las personas que componen el equipo a nivel comercial, también el equipo de organización y mención especial para los monitores y premonitores que hacen de cohesionadores de familias, adultos y niños.

No tengas dudas si estas pensando en hacer el camino en familia. Solo tienes que pagar y andar, el resto te lo dan todo hecho y con garantías de que va a ser inolvidable. No solo para tí, tus hijos no van a olvidar esta experiencia nunca.

Después de 2 años de camino en familia, si yo fuera parte de la organización, incluiría en la web comercial........"SI NO QUEDA SATISFECHO LE DEVOLVEMOS SU DINERO".

Gracias Alejandro Bahón, Alejandro Rodriguez y a todo el equipo, así como a mi familia peregrina 2014.

Verónica y Lucía

Os llevaremos siempre en el corazón

ECEF. San José Oncina Nuestra experiencia ha sido fantástica desde todos los puntos de vista. La organización, los monitores, las familias compañeras de viaje...., todo, no puedo, mejor dicho no quiero elegir. Ha sido un viaje en familia con mi familia y con la nueva familia que hemos hecho. Este viaje ha supuesto para mi familia y para mi algo que no puedo expresar con palabras, simplemente TE SIENTES MEJOR. Ademas estoy muy orgullosa de los niños que han realizado un esfuerzo sin quejas y con alegría. Es INOLVIDABLE.

Gracias a todos, "Alejandros", Pablo y Monitores, os llevaremos siempre en el corazón.

Familia San José Oncina



Una manera maravillosa de pasar las vacaciones

ECEF. Raquel Lobelos e hijo Vine al camino sin entrenar por falta de tiempo y para colmo con una rodilla regular, y aunque alguna etapa se me ha hecho cuesta arriba he terminado todas. Mis piernas llegaban agotadas al final del día, pero esto se arreglaba estirando y con cremita después de la ducha, pero cada día estaba mas llena de energía, más feliz porque según he ido conociendo a las otras familias nos hemos ido contagiando alegría, entusiasmo, ayuda y confidencias en el camino.

He llorado, he reído hasta el borde de la asfixia, he disfrutado. Y ese momento de entrar en Santiago todos juntos, como una sola familia, ha sido apoteósico e imposible controlar la emoción. Y el colofón final la Misa del Peregrino, más emoción si cabe.

Gracias a EL CAMINO EN FAMILIA porque es una manera maravillosa de pasar las vacaciones, gracias a las familias porque los niños han disfrutado muchísimo y han dado un ejemplo de amor, energía desbordante, y alegría contagiosa que durante el camino nos ha ayudado a seguir, y porque del camino nos llevamos, no solo la Compostela sino un montón de amigos. Y la idea de caminar por los que no pueden es genial, cuando ayudas realmente recibes mas de lo que das. Y gracias al equipo que nos ha acompañado y cuidado en este primer camino que espero no sea el ultimo.

Raquel Lobelos

Al despedirnos hemos sentido que realmente dejábamos a una gran familia

ECEF. Alonso Domínguez Para nosotros era la primera vez que hacíamos el camino, y ha sido toda una experiencia. Al principio nos daba un poco de miedo el conocer de golpe a tanta gente nueva, pero desde un principio nos hemos sentido como una gran familia, hablando con la gente con una gran naturalidad y confianza porque al final del camino todos conocíamos un pedazo del otro y ya no era un simple compañero del camino, era Marcos, Victoria.... con sus nombres y apellidos con sus historias y su vida, y es que 12 horas todos juntos da para mucho.

Todo esto no hubiera sido posible sin una buena coordinacción, gracias a los monitores que crearon un ambiente formidable, dándonos apoyo y seguridad, animándonos para que siguiéramos el camino a pesar de las dificultades, todo ello unido al buen humor y alegría. Solo nos queda decir gracias, por todo lo vivido, al despedirnos hemos sentido que realmente dejábamos a una gran familia.

Familia Alonso Domínguez

A very memorable experience

ECEF. Gour It is with great pleasure that I recommend Camino en familia for providing me and my son Alex with one of our finest father and son experiences on the St James way.

ECEF. Gour We had a marvelous time with their very attentive and enthusiastic monitors who took great care of my son entertaining him and making the walk a very memorable experience.

Their imaginative and pioneering approach to bringing families together on the camino is an experience that we would advise any parent to consider when making plans for a family activity.



Familia Saraff (Calcuta. India)

Sin duda repetiremos

ECEF. Varela Ciordia

La experiencia del Camino para toda la familia ha sido maravillosa, ha superado con creces las expectativas que teníamos. Los valores transmitidos en el conjunto del Camino por las diferentes familias y por los monitores nos han parecido fantásticos. El ambiente vivido en estos días por todos los participantes ha sido increíble. No nos queda mas que agradecimiento a toda la Organización y a todos los Peregrinos. Sin duda repetiremos.

Familia Varela Ciordia



Georgina (14 años)

Carta a sus padres

Papá y mamá, os escribo para daros las gracias por esta experiencia que hemos pasado todos los hermanos durante estos días. Aunque al principio no queríamos venir, os doy las gracias de todo corazón por habernos insistido.ECEF. Georgina

Recuerdo que al principio yo prefería irme a la playa, pero después de esta experiencia inolvidable creo que prefiero volver otro año a hacer El Camino de Santiago, porque las amistades que he hecho no se pueden olvidar.

Siempre recordaré a este maravilloso grupo de amigos.

Vuestra hija que os quiere mucho, Geo =)

Totalmente enfocado a los niños

ECEF. García Tomás Realizar el camino en familia ha sido totalmente enriquecedor para todos. En cada etapa los monitores y el resto de familias han estado siempre disponibles para ayudar.

ECEF. Hijas García Tomás El camino en familia está totalmente enfocado a los niños y es por ello por lo que nos ha gustado tanto.

Familia García Tomás



Ha sido un viaje que nos ha llegado al corazón

ECEF. Soraya Torres e hija Ha sido una experiencia maravillosa el poder vivir esta peregrinación en comunidad, donde sigo apreciando la capacidad del ser humano ante la adversidad para proponerse una meta y lograrla, donde sigo aprendiendo que querer es poder y si además a este querer se le añade la ilusión se potencia.

El estar acompañada con adultos y niños donde cada día se comparten vivencias con cariño, con respeto, con alegría..., han establecido lazos de corazón, que unido a que los monitores fomentan y potencien la relación entre nosotros con los mismos ingredientes, ilusión, cariño, respeto... facilita mucho la unión entre todos para disfrutar de cada momento juntos.

Quiero dar las gracias a todos los monitores por aportar con ilusión, con una sonrisa, con una mirada, con una palabra... ánimo en todo el trayecto y valorar el don de Javier monitor, para darle la vuelta al cansancio de las niñas, en concreto de mi hija, cuando ya no podía más. Su habilidad para distraerlas y engancharlas lograba que olvidaran que estaban cansadas.

Gracias también a todos los organizadores, en concreto a Alejandro Rodríguez, por responder a todas mis dudas y por llevar a cabo este bonito proyecto junto al resto de personas implicadas.

Ha sido un viaje que nos ha llegado al corazón. Ojalá volvamos a encontrarnos para poder compartir nuevas y bonitas experiencias.

Soraya Torres Suárez.

GRACIAS

ECEF. Familia Domínguez

Ante la llegada del verano, a los padres se nos presenta un periodo en el que ubicar a nuestros hijos durante dos meses.

El trabajo no es la única causa de agobio, el administrar tanto tiempo de ocio y seguir con una educación en valores, se presenta como un verdadero reto.

Las opciones de ocio son múltiples, pero nosotros teníamos la inquietud de hacer el Camino de Santiago en familia.

Las edades de los más pequeños nos hacían dudar… Somos una familia numerosa de 6 miembros, las edades de nuestros cuatro hijos oscilan desde los cuatro a los doce años. Los mayores de 9 y 12 años no nos preocupaban, pero los más pequeños de 4 y 5 sí.

Entonces hablamos con Alejandro R. y en un acto de confianza nos lanzamos a la aventura.



El Camino de Santiago, que ahora está tan de moda, a nosotros nos robó el corazón el año pasado cuando hicimos unas etapas en pareja con un grupo de amigos. Teníamos claro que en familia tenía que ser un gran regalo.

Son muchas las motivaciones personales que te puedan llevar a vivir esta experiencia y son también varias las opciones que puedes realizar. Nosotros estamos encantados de haber escogido a esta empresa, El Camino en familia, porque nos ha brindado una experiencia que jamás olvidaremos.

El grupo humano que lo compone, reúnen grandes valores personales, una motivación religiosa y humana, una extensa experiencia y una indiscutible profesionalidad.

Con ellos vas a encontrar aquello que necesites en cada momento, la organización de cada etapa, el control de cada peregrino, el acompañamiento de monitores, la elección de las áreas de descanso, apoyo ante cualquier contingencia… y todo ello rodeado de alegría y cariño, en un ambiente familiar.

Otra de los regalos que encuentras, son las otras familias que como nosotros se lanzan a esta aventura, en ellas hemos encontrado ayuda, compresión, confianza, respeto, AMISTAD.

Nuestros hijos han disfrutado de cada momento, de cada piedra, de cada sonrisa, cada canción, de los cuentos, acertijos, de la lluvia, del paisaje, del sol.

Para nosotros ha sido y será, por todo lo que nos ha ofrecido una experiencia inolvidable.

Y para mis hijos, esta experiencia ya está escrita en sus corazones, es un referente en sus vidas, una canción en los labios y una nueva forma de caminar.

GRACIAS

Familia Domínguez Mairena

El entusiasmo es uno de los sentimientos más contagiosos

ECEF. Mª Hidalgo e hija Contemplar la cara de mi hija al ver la Catedral de Santiago a lo lejos! ¡Haber compartido experiencias e interesantes charlas con gente de Barcelona, Salamanca, Zaragoza, Valencia, Madrid o Calcuta! ¡Olvidar que estaba caminando porque va a ser cierto eso de que la unión hace la fuerza y al caminar con otros era como si ellos me llevaran en volandas! ¡Comprobar que existen chavales adolescentes tan involucrados en lo que hacen y tan profesionales como los monitores que nos acompañaban! ¡Poder participar del proyecto solidario Camino por los que no pueden de la Fundación Aladina! Todo esto y mucho más es lo que me ha brindado esta maravillosa experiencia.

Gracias a todo el equipo del Camino en Familia por su profesionalidad y por disfrutar de lo que hacen, permitiéndonos así disfrutar a lo demás. El entusiasmo es uno de los sentimientos más contagiosos.

María y Martina

...

ECEF. Siluetas Camino Jamás hubiera pensado que este camino en familia podría ser tan gratificante, ha sido fantástico, las personas que hemos llegado a conocer y el cariño recibido por ellas ha sido increíble; y los guías: Alejandro, Jaime, Plablo, Nuria y Sergio son personas extraordinarias, un besazo para todos, habéis hecho de un camino en familia un CAMINO CON TODA UNA GRAN FAMILIA. Gracias, gracias y + gracias.
Familia Fernández Tineo

Para nuestra familia ha sido una experiencia inolvidable. Queremos agradeceros haberlo hecho posible y recomendamos a cualquier familia la experiencia. Destacar que la sensación que nos ha quedado es que no hemos hecho el camino con una empresa sino con unos buenos amigos. ECEF. Siluetas Camino
Familia Sánchez Illán

Hemos vivido una gran experiencia, y hemos podido comprobar que las capacidades de los niños son infinitas, y que aún es posible encontrar a jóvenes educados en valores, dispuestos a ayudar en todo momento.
Familia Rossell



CAMINOS DE SANTIAGO 2013

“Mami, para que tengas moneditas para que el año que viene volvamos al camino”

ECEF. Familia García Pérez
Andrea caminó por José Luís, enfermo de ELA, en el proyecto solidario Camino Por Los Que No Pueden

Siempre he querido hacer el Camino de Santiago. En varias ocasiones he estado a punto, tengo guías, mapas y recomendaciones almacenadas en casa desde hace años, pero siempre se me pasaba por la cabeza hacerlo en momentos en los que había tenido problemas, como una vía de escape, y nunca lo llegué a hacer. Ahora he comprobado que el planteamiento era equivocado.

De casualidad me encontré con la web del camino en familia y empecé a pensar si podría ser el momento y si sería posible, ya que mi idea era hacerlo con mi hija de 5 años. Dudé bastante por varias cosas, por un lado no sabía si me iba a encontrar cómoda entre tantas familias al ir la peque y yo solas, por otro lado por su edad, mi idea era hacerlo con ayuda de un carro de correr, mandé fotos del carro para ver si era adecuado, expuse todos los problemas que tenía, al ir solas necesitaría alguien que se quedara con ella para volver a recoger mi coche, pregunté por otras experiencias con niños pequeños, y Alejandro contestó paciente y amablemente todos mis correos ofreciéndome soluciones a todas las situaciones que yo pensaba que podían ser un obstáculo.

Siempre he hecho deporte y la peque está acostumbrada desde muy pequeña a moverse mucho y a ir de acá para allá, conocer gente nueva y vivir variadas situaciones, esa parte no me preocupaba, pero intenté salir a caminar con ella varios días y enseguida quería ponerse a jugar, no creo que llegáramos a hacer nunca más de 5 km seguidos, llegué a pensar “pobrecito el grupo en el que caigamos,¡¡la sorpresa que les espera con nosotras!!”, incluso valoré darnos de baja pero afortunadamente no lo hice.



ECEF. Familia García Pérez Así nos presentamos en Sarria, y al final la sorprendida fui yo. La peque decidió desde el primer día que no se quería subir al carro, y día a día fue completando todas las etapas con una sonrisa y convencida de que ella iba a llegar a Santiago caminando.

Todos mis miedos sobre si iba a poder organizarme para los traslados a por el coche y demás se fueron esfumando día a día, siempre había alguien dispuesto a echar una mano y quedarse con ella, a hacer un juego de magia con la peque cuando llegaba el cansancio, a hacer una paradita a hacer fotos, a contar alguna historia con moraleja y a explicarle el significado, a prestarle un bastón que se empeñó en llevar a ratos, a darle la mano para ayudar, entre Javier, Miguel y Paloma, los tres monitores que tuvieron muchísima paciencia; y todos y cada de uno de los demás integrantes del grupo, pasito a pasito, canción tras canción y helado tras helado como avituallamiento, llegamos a Santiago sin haber bajado del coche de apoyo el carro que metimos el primer día. Tuvimos el mejor recibimiento posible y Andrea empezó a llorar cuando se dio cuenta de que el camino terminaba, no quería despedirse de todos los amigos con los que tanto había compartido.

Nada más entrar por la puerta de casa ya en Madrid, salió corriendo a por su hucha de barro y me la dio diciendo “mami, para que tengas moneditas para que el año que viene volvamos al camino”.

Ha sido una experiencia fantástica para las dos, ella no para de hablar del camino y de los amigos que seguro que antes o después, en uno o en otro sitio, volveremos a ver, y a mí me ha servido para “reconciliarme” con mi situación de familia, que no es la que me había imaginado hace años pero que gracias a Andrea es maravillosa; tengo la sensación de que ahora empieza mi camino.

ECEF. Familia García Pérez Alicia y Andrea

¡Nos llevamos el corazón y la mente llenos de emoción!

ECEF. Uribarren

A inicios de este año, nos pusimos como propósito el hacer el Camino de Santiago, con nuestras dos hijas de 9 y 11 años. Aunque ellas estuvieron muy entusiasmadas con el proyecto, les preocupaba un poco que tuviéramos algún contratiempo y -a decir verdad- nosotros también teníamos la inquietud de que surgiera algún problema y no pudiéramos concluir el Camino. Cuando encontramos la web de "El Camino en Familia", no tuvimos ninguna duda. Tan solo saber que había una empresa que podría encargarse de la logística y apoyarnos en todo momento, nos dió una gran tranquilidad y no dudamos en hacer el Camino con ellos.

Sin embargo, los resultados que obtuvimos fueron por mucho mejores a lo que esperábamos; nos encontramos con una organización muy bien constituída, que sabe hacer muy bien su trabajo, que cuida todos los detalles y con monitores de una gran calidad humana, que estuvieron apoyándonos en todo momento.



ECEF. Uribarren Nuestras hijas estuvieron encantadas con todas las actividades que nos pusieron, desde el Diario del Peregrino, hasta los juegos que llevamos durante el día, que hicieron que tanto pequeños como mayores nos integráramos y divirtiéramos muchísimo, al grado de que nos han dicho que quisieran volver a hacerlo.

No solo conseguimos terminar el Camino sin ningún contratiempo, sino que -gracias a "El Camino en Familia" que se encargó de todos los detalles- pudimos concentrarnos en la belleza y la riqueza de esta experiencia, conocimos muchas otras familias como la nuestra -con intereses similares-, nos hicimos de muy buenos amigos y logramos que este proyecto se convirtiera en una de las experiencias más enriquecedoras que hemos tenido como familia!

Queremos agradecer a los organizadores y a todas las familias participantes, la riqueza que han compartido con nosotros. Nos hemos alimentado mucho de la belleza que todos tienen. Nos llevamos el corazón y la mente llenos de emoción.

¡Muchas gracias a todos!

Familia Uribarren Gutiérrez (Mexico)

De corazón ¡¡MUCHAS GRACIAS!!

ECEF. Torres Vela Somos una familia con dos niños, madre e hijo pequeño con problemas visuales y el padre además del problema visual también auditivo y además de equilibrio, pero a pesar de nuestras dificultades, teníamos tanta ilusión por hacer El Camino de Santiago, que nos decidimos a hacerlo con El Camino En Familia, y el resultado es que gracias a la constancia, la valentía y la ayuda de los monitores y las familias que nos acompañaban, lo hemos conseguido. Ha sido una experiencia inolvidable que recordaremos toda la vida.



ECEF. Torres Vela Nos encantó la dinámica del buzón del peregrino, es una idea genial que te permite decir aquello que piensas o siente y que de palabra a lo mejor no te atreves a decir; yo guardo cada una de las cartas y las voy a poner en mi álbum del camino como un gran recuerdo.

Con nosotros os habéis portado genial y no podemos tener ninguna queja, seguramente tendríais un poquito de temor al llevarnos por nuestras dificultades físicas, pero sin duda ha sido una prueba superada tanto para nosotros como para vosotros; creo que lo que hay que tener es confianza y paciencia y querer hacer las cosas.

De corazón ¡¡MUCHAS GRACIAS!!

Familia Torres Vela

Peregrinación en familia

ECEF. Edmundo Munilla Entre el 10 y 17 de agosto recorrimos los 104 km del "Camino Inglés" que separan El Ferrol de Santiago de Compostela; fue para mí una buenísima experiencia, a pesar de no haber sido acompañado por mi mujer, cuya ausencia por problemas físicos, no graves, fue compensada en gran medida por el grupo de 38 personas y la presencia en él de 3 hijas y siete nietos.

Dentro de este numeroso grupo, se estableció una perfecta sintonía y muy agradable relación, fruto tanto de la excelente educación y disposición de sus miembros, como de la perfecta organización ofrecida por la empresa, a la que felicito por el resultado obtenido máxime cuando supe que era la primera vez que organizaban el Camino Inglés.

En resumen, ha sido una excelente experiencia compartir unos días con estas 7 familias con grandes valores cristianos y humanos que con su trato me han transmitido su aprecio y para las que pedí a nuestro Apóstol salud, éxitos y bendiciones.

Edmuno Munilla (77 años)

"Experiencia increíble en manos de profesionales"

ECEF. Saraff Los monitores son profesionales de alta calidad. El Camino es fantástico, estando la logística, los puntos de encuentro y el acompañamiento muy bien pensados. Las dinámicas de entretenimiento han sido fundamentales para incentivar y entretener a los niños, y facilitan que puedan terminar los kilómetros previstos.

Sin duda el año que viene volveré y transmitiré la experiencia a mi familia en EE.UU., Inglaterra e India para que participen de este maravilloso viaje en familia.

Gracias a los monitores y a todas las familias que nos acompañaron.




Familia Saraff (Calcuta. India)

A todos os llevamos en el corazón

ECEF. Riera Cuart

Ha sido una experiencia maravillosa, que además de permitir disfrutar de un entorno muy bello y caminar en familia, nos ha ayudado a los cuatro a crecer como personas. En cuanto a nuestras hijas, han aprendido a ver que con ánimo y esfuerzo pueden conseguir metas que podrían parecer impensables, todo ello gracias al ejemplo, el apoyo y los ánimos de todas las familias y los monitores.

Familia Riera Cuart



Milagros, enferma de ELA y apadrinada

ECEF. Milagros MartinQuerida familia Riera Cuart, muchas gracias por todo lo que hacéis por la ELA, me ha gustado mucho acompañaros en vuestro Camino.

Es admirable y maravilloso todo lo que hacéis al caminar por los que no podemos, yo estoy feliz y esto me ayuda a seguir luchando contra esta enfermedad tan mala.

Un abrazo a los papás y mil besitos para sus niñas.

Gracias de CORAZÓN.

Milagros Martín Hidalgo

¡¡Un 11 para los monitores: Pablo, María y Javi!!

ECEF. Canosa Tapia Muchas gracias por posibilitarnos hacer el camino, sin vuestro apoyo y alegría no hubiera sido posible; habéis conseguido construir en 7 días un grupo maravillosos a partir de desconocidos.

Las dinámicas de entretenimiento nos han parecido increíbles, nos han permitido interactuar y crear lazos, verbalizar nuestros sentimientos y lecciones para los adultos y niños; han sido tremendamente educativas para todos y cada uno de nuestros hijos.

Sin duda han sido superadas por mucho todas las expectativas que traíamos.



Familia Canosa Tapia

Una experiencia inolvidable :))

ECEF. Rios Jimenez Hemos disfrutado mucho de estos días en familia compartiendo los valores más importantes y participando del espíritu de peregrinar en conjunto con otras familias, disfrutando de la unión y compañerismo con todos ellos, y premiando el esfuerzo entre todos.

Los monitores han tenido una labor fundamental en la dinámica del grupo, y su actitud de trabajo, colaboración y sonrisa perpetuas han sido fundamentales para hacernos sentir a todos estupendamente.



Familia Ríos Jiménez

Un nuevo camino en nuestras vidas

ECEF. VVeronica y Lucia

La experiencia de vivir el Camino de Santiago en familia ha superado todas las expectativas que traíamos.

Que gran satisfacción al ver a mi hija Lucia de 15 años, que venía sin ánimo de disfrutar de unas vacaciones dedicadas a andar todo el día, terminar llena de ilusión agradeciendo en más de una ocasión haber venido al Camino de Santiago y con ganas de repetir.... el año que viene sin duda haremos El Camino Ingles.



ECEF. Lucía En cuanto a los monitores y sus dinámicas, además de una preparación exquisita, la continua dedicación que brota de cada uno de los monitores, hace de estas personas un ejemplo de generosidad y un ejemplo de educación para nuestros hijos. SON GRANDES PERSONAS. Han conseguido que además de divertirnos continuamente, hayamos descubierto la riqueza que hay en cada una de las personas que nos acompañaban. Ofrecen unas dinámicas que desde el primer día nos hace interactuar, divertirnos, ayudarnos a educar a nuestros hijos en valores, descubriendo una nueva forma de hacer vacaciones en familia.

Sois un equipo que sabéis sacar lo mejor de cada persona y con vuestras dinámicas sabéis hacer del camino una experiencia única. Si alguna familia tiene duda en hacer El Camino de Santiago, con El Camino En Familia que no lo dude, la vivencia y una gran experiencia están aseguradas. Sirva este testimonio para ello.

Verónica y Lucía

Con El Camino En Familia mi sueño se hizo realidad

ECEF. Canosa Tapia Animo a todos aquellos que quieren hacer el camino y tienen familia a su cargo que no se lo piensen, que utilicen el mejor bastón, "El camino en familia". Yo me lancé gracias a mi hija de 14 años, que viendo como su padre y yo preparábamos el camino se animó, y pensando en ella encontré la empresa, fue sencillo, entré en su página web y me apunté. Ninguno de los tres nos hemos arrepentido, y una vez en casa todavía recordamos los grandes momentos pasados. En ningún momento los chicos están solos, los monitores están permanentemente pendientes de ellos: juegos, canciones, concursos etc... nos hacen participar incluso a los adultos.

Gracias os llevo en mi corazón.

Ana Sánchez

El camino nos ha aportado alegría, diversión y una vivencia interior profunda

ECEF. De Miguel Munilla El camino en familia ha superado nuestras expectativas iniciales. Si deseas ir más allá del tradicional estilo o patrón de vacaciones, El Camino En Familia te ofrece la posibilidad de experimentar una vivencia interior profunda al mismo tiempo que amena, espiritual y divertida. Es de las ocasiones en las que yo personalmente he disfrutado más de mi familia por mucho menos dinero que el que tradicionalmente cada año me gasto en hoteles. Merece la pena.

En cuanto a los monitores, nos gustaría destacar el esfuerzo de cada monitor a la hora de realizar cada actividad. En especial a Miguel por su extraordinaria paciencia con los niños y por su capacidad para transmitir la energía necesaria a los más pequeños y que más dificultades tenían.




Familia De Miguel Munilla



CAMINOS DE SANTIAGO 2012

Pablo Cordón (9 años)

ECEF. Peregrino

Han sido 6 días estupendos caminando en familia 105 km con mis padres y con mi hermana Laura y también con muchos amigos y sus papás.

La primera noche antes de empezar el camino, en el restaurante mientras cenábamos, mamá animó a todos para que hiciésemos el rap de la bendición y ya lo hicimos todos los días. Era muy divertido.

Me ha gustado mucho andar con mis amigos porque disfruto mucho estando con ellos. También en los hoteles jugando a muchos juegos.

Ha sido divertido sellar cada día en todos los sitios donde parábamos.

He disfrutado mucho caminando con mamá y papá. Cuando subí al monte del GOZO me gustó mucho ser el rey. Iba atrás del todo con Noemí. Era el 6º día y desde muy temprano había caminado 15 Km y no podía más, entonces vino papá y me explicó que el primero que llegase al monte del GOZO sería el rey y que alcanzásemos a mamá y a Laura para llegar juntos. Yo le dije que estábamos muy lejos, pero papá me dijo que empezásemos a andar para pillar al primero (Javi y su papá) luego fuimos en busca de Laura y Lucía. Entonces Laura se vino con nosotros, luego adelantamos a Juanfran, Miguel y su pandilla. Finalmente pillamos a mamá y a los que estaban en la cabeza y me puse delante de Pablo el guía. Cuando faltaban 100 metros, vino Alejandro y me puse a correr y llegué el primero a lo más alto del monte del GOZO. Papá llegó el segundo y me dijo…. “Nunca pienses que algo es imposible de conseguir, puedes alcanzar todo lo que quieras si te lo propones de verdad. Nunca olvides lo que has aprendido hoy … siempre que te lo propongas puedes ser el rey”

ECEF. Peregrino

Me gustaron mucho los mojones en los que con mamá iba poniendo piedras. Sobre todo me gustó el de los 100 Km. También cuando Pablo tocó la gaita al entrar a la plaza del Obradoiro todos juntos, tiramos los palos y los gorros al centro y nos dimos un montón de besos y abrazos. Y mamá y más personas empezaron a llorar de alegría por que no se creían que ya habíamos llegado juntos.

El último día, vimos muchas fotos de los días que habíamos pasado haciendo el camino en familia. Me dieron una taza muy bonita como premio por haber sido el rey. Además fui el primero en terminar todas las pruebas del juego de la oca.

Mi experiencia en el Camino

ECEF. Peregrina

Este año he hecho el Camino con mi familia. Todo surgió de manera totalmente "providente"... Hace ya casi 18 meses que mi hijo Chema partió. Él es el segundo de mis tres hijos: Carmen; de 20 años, Miguel; de 12 años y Chema; hoy tendría 18 maravillosos años.

Chema estudiaba 1º de Bachillerato, generoso y cariñoso con todos, y muy, muy especial. Su marcha nos ha sorprendido a todos, ha cambiado a muchos y ha sido la causa de que también algunos hayamos despertado a la luz. A esa Luz Divina que todo lo ilumina.

Desde ese mismo instante comprendí que no podía revelarme, ni siquiera resignarme a su ida. No lo entendía; por supuesto, todo se hizo oscuro y nada de lo que antes me ilusionaba o motivaba ahora tenía sentido. Solo sabía, que algo en mí moría y que debía construir una nueva vida si optaba por seguir viviendo. Ha sido muy duro, mucho sufrimiento, pero al final he comprendido que las pérdidas también son ganancias. He ganado en vida interior, ahora sé que la felicidad no está donde antes la buscaba. Está dentro de cada uno de nosotros y en abandonarse totalmente a Dios. Saber que todo lo que nos ocurre es debido a Él. En el momento que nos olvidamos de nosotros mismos, del yo, y solo nos preocupamos del tú, del vosotros, es cuando realmente somos libres y cuando podremos soportar y aceptar todo lo que en esta vida nos vaya aconteciendo. Entonces seremos realmente felices y haremos felices a los demás... Ver la mano de Dios en todo: La Divina Providencia. El Camino es un ejemplo de esto.

Determinadas fechas, épocas del año (Navidad, cumpleaños, vacaciones, etc.) suponen momentos de inmenso dolor, en donde la ausencia de tu ser querido se hace más notoria. No sabes qué hacer para no sufrir y poder responder a los quehaceres y responsabilidades diarias.

En verano es obligatorio que se haga algo, se planifiquen "vacaciones en familia", pero cómo planificar algo cuando uno de tus hijos sabes que no va a disfrutar con nosotros de esos días. No va a ver o estar en los mismos sitios que tú vas a visitar....

Lo que más nos gustaba era viajar en familia. Al acercarse ese momento se apodera de ti una inmensa pena y lo único que deseas es que pase cuanto antes. Se convierte en una pesadilla.

Casualmente, en el mes de junio de este año (en pleno proceso de planificación) asistimos a la entrega de Premios del Club al que acude durante todo el año mi hijo Miguel. Al terminar, coincidimos con padres y amigos, Juanfra y Rocío. Hablamos y comentamos sobre lo que íbamos a hacer en el verano y Juanfra nos habló de una idea que le estaba rondando la cabeza: Hacer el Camino en Familia. Así precisamente se llama la empresa que curiosamente ha encontrado a través de Internet. En ese mismo momento me iluminaron: Chema hacía tres años que lo había hecho. Fue una experiencia preciosa y que él vivió con gran orgullo. Había hecho los últimos 100 Kms. del camino francés en solo cuatro días, en el mes de febrero, en condiciones muy duras, pues nada estaba organizado. Disfrutaba comprobando que cuando uno se lo propone todo se puede conseguir; con lluvia, frío, dolor, hambre o sueño. Nada te impide llegar hasta donde te propones.

Como siempre y sin saber porqué en este año y medio, me dejé llevar. Algo dentro de mí me decía que lo hiciéramos. No tuve que convencer a Jose, mi marido. Nada más comentárselo entendió que ese iba a ser nuestro destino este año, e hizo las gestiones oportunas para inscribirnos en ese maravilloso grupo. No podíamos ir mejor acompañados.¡Nada es por casualidad!. Ir por los mismos lugares en donde Chema estuvo. Pararnos en los mismos lugares, no era casualidad. El hecho de estar relatando esta experiencia, no es casualidad: Tuvimos que pararnos en una pequeña Iglesia en donde una hermana se dirige a mi y muy amablemente me dice que si quería hacerle un favor; que cuando terminara el Camino le enviará por escrito mi experiencia. Todo ese día fue especial, era el 6 de Agosto. Precisamente cuando hacía 17 meses que Chema marchó, subió al Cielo.

ECEF. Cruz

Él hizo que este camino no fuera uno más. Nos acompañó y sé que a todos los que íbamos nos alumbró para que sacáramos lo mejor de nosotros mismos. Nuestra autentica esencia, la de seres llenos de amor.

Todos los que hicimos el Camino y llegamos a la Plaza del Obradoiro el día 8 de agosto lo pudimos comprobar al derramar lágrimas de agradecimiento por haber tenido la suerte de estar allí.

Una peregrina.

Ana

ECEF. PeregrinaRealizar el Camino de Santiago con ECEF ha sido una experiencia realmente extraordinaria.

Se me presentó un problema en una pierna y pude finalizar igualmente el camino porque en todo momento conté con ayuda por parte de la organización, lo cual me permitió disfrutar del recorrido con la tranquilidad de saber que estaba en buenas manos en caso de volvérseme a presentar alguna que otra dificultad.

Siempre he pensado que hacer un trabajo bien es muy loable, pero hacerlo con excelencia es algo que sólo se encuentra al alcance de unos pocos, en concreto de aquellos que nunca se dan por satisfechos con lo realizado y siguen pensando que lo que han hecho aún se puede mejorar. Esto es precisamente lo que pude observar en ECEF con todos y cada uno de los detalles con los que nos fueron sorprendiendo a lo largo del camino, hasta la velada final.

Caminar con la familia, y junto a otras, compartiendo distintas historias y experiencias de vida, viendo a los niños disfrutar con cada paso, intercambiando sonrisas, jugando, cantando, considero que ha sido una manera muy enriquecedora y entrañable de hacer el Camino de Santiago.

Gracias a todo el equipo de ECEF y a todas las familias que nos acompañaron.

Testimonio videográfico emocionante de llegada a la Plaza del Obradoiro


Entrada emocionante a ritmo de gaita a la plaza del Obradoiro del grupo de familias que realizó el Camino de Santiago el 8 de Agosto de 2012.




CAMINOS DE SANTIAGO 2011

Familia Nieto-Díaz

ECEF. Nieto Diaz

El Camino de Santiago en Familia durante el verano del 2011 fue una experiencia preciosa e inolvidable para todos. Pero para los más pequeños, de una manera muy especial sabemos que forjará su carácter, su forma de ser y formará parte de sus vidas para siempre.

El Camino de Santiago, herramienta educativa perfecta para vivir en plenitud las virtudes en las que queremos educar a nuestros hijos: fortaleza, superación, amabilidad, amistad, amor al prójimo y a Dios...

El Camino de Santiago, diálogo tranquilo, sin prisas y auténtico, “convivencia en marcha”, paso adelante en nuestras vidas que nos ayudó a crecer como personas, como esposos, como padres y como compañeros en el caminar al encuentro del Padre de la Vida.

Después de El Camino somos mejores personas y sabemos que podemos y debemos ser felices hoy aquí y eternamente en el Cielo.

El Camino consigue sacar lo mejor de cada uno y lo mejor es que consigue sorprendernos enseñándonos y descubriéndonos a los que queremos, lo que nos ayuda a quererles más y mejor. En El Camino disfrutamos de la alegría y amabilidad de nuestra hija Elena (11 años), de la autonomía y madurez de nuestro hijo Andrés (9 años), del cariño y gran corazón de nuestro pequeño valiente Daniel (7 años) que fue compañía y apoyo durante muchos kilómetros y de la fuerza de voluntad de Irene (3 años).

ECEF. PeregrinaIrene los primeros días se hacía una media de 10 kilómetros andando y el resto con apoyo de cochecito grande. Pero el último día, tras el entrenamiento de los días anteriores y con la única ayuda externa de cuentos, juegos y canciones y siempre de la manita de mamá, consiguió motivarse y sacar fuerzas de un cuerpito tan pequeño para hacer la etapa completa. Sí, la etapa completa andando ella “solutamente” sola (como ella dice) más de 20 kilómetros. Nos dejó a todos boquiabiertos. Entró en Santiago como una “campeona”. Sabemos desde ese día que en la vida conseguirá lo que se proponga. Enmarcaremos sus botitas de peregrina talla 24 con una frase que diga “Si quieres puedes”.

Gracias a los que estuvieron ahí organizándolo todo para que fuera posible. Aunque a veces tuvisteis que hacer “encajes de bolillo” para colocar las piezas del puzle, sabemos que lo hicisteis con mucha ilusión, motivación y gran profesionalidad. No solo llevábamos la logística organizada, si no un sinfín de actividades y medios para motivar a los más pequeños y a los no tan pequeños. ¡¡¡Gracias!!! En 2012 repetimos.

ECEF. Garrido VillarrealFamilia Garrido-Villarreal

“Nuestro camino comenzó en 1.993, cuando Jaime y yo nos conocimos en una gran peregrinación juvenil a Santiago que se organizó desde la diócesis de Madrid. Han pasado 18 años y miles de cosas entre medias, pero lo más importante, sin dudarlo, han sido nuestras tres hijas. Siempre habíamos tenido la idea de repetir el Camino de Santiago con ellas, y hacerlo así este verano pasado, ha sido una experiencia única.

Caminar en familia supone compartir esfuerzos para superarnos juntos. Implica sonreír para dar aliento aunque creas que te falta, porque alguien a quien quieres lo necesita más que tú. Generosidad y amor van de la mano enfrentándose al cansancio que intenta hacernos mella día a día. Cuando lo hicimos siendo jóvenes, aún yendo en un grupo muy numeroso, fue una experiencia muy individual. Esta vez, desde luego, ha sido muy diferente. Llegar a Santiago juntos, fue un momento muy especial. Nos hizo sentir que nuestro camino no acaba frente a una catedral, sino que juntos, podemos seguir hasta donde queramos.

Gracias a Cristina (11 años), Marina (9 años) y Sofía (7 años), por enseñarnos tanto en estos días. Gracias por compartir junto a nosotros una experiencia única en la que además, se nos ha hecho presente, de manera muy clara, que hay Alguien que dirige nuestras vidas. Alguien que nos cuida y nos protege. Alguien que nos hizo ver, que sin dudarlo, debemos seguir el Camino que empezamos a recorrer hace ya 18 años.”

Familia García-Martos

ECEF. García Martos

"Decidirse a realizar el CAMINO DE SANTIAGO tiene siempre algo de arriesgado, de superación, de esfuerzo, es una decisión personal que te obliga a pararte y reflexionar, sin que por ello dejes de caminar.

El CAMINO es siempre una aventura con uno mismo, pero el CAMINO EN FAMILIA es una experiencia con aquellas personas con las que compartes la vida, es un tiempo para descubrir a ese hijo adolescente que habla poco en casa, esas inquietudes de tu hijo más pequeño que diariamente pasas por alto, es un tiempo de compartir el cansancio con ellos y dar un sentido especial al esfuerzo que cada miembro de la familia pone por hacer el CAMINO DE LA VIDA más fácil a los demás".

"Cuando comienzas a caminar, te parece que no vas a tener fuerzas suficientes para llegar. Aquello está tan lejos !. Pero viene un amigo, te dá conversación y te empuja un trecho. Al rato sacas una manzana y buscas a alguien cansado para compartirla y darle fuerzas. Se la dás a un niño, al que no conoces bien, y te devuleve una sonrisa que te durará toda una vida. - Creo que esto no consiste en caminar; sino en que yo doy....., tu dás....., él dá..... Cuando llegas, quieres mas.....aún hay mucho que repartir y de que hablar. A la vuelta sólo escuchaba: El año que viene ¿ cuando volvemos a caminar....?.

Irene (14 años)

ECEF. PeregrinaPuf... yo no quiero ir!!! fueron mis primeras palabras al escuchar a mis padres decir que íbamos a hacer el camino todos juntos.

Si no hubiera ido me habría perdido una experiencia única, en la que te das cuenta que a la gente que te rodea le importas, que si te quedas atrás ellos te esperan y te animan a seguir hacia adelante. Son pequeños empujoncitos que te dan con los que te das cuentas de que la mejor lección del mundo es dar para ayudar.

Hacer El Camino en familia es compartir el día con unos padres con los que aprendes constantemente y con 14 años saber que Yo también puedo ser guía de los más pequeños.



CAMINOS DE SANTIAGO 2010

Javier (72 años)

ECEF. PeregrinoSiempre lamenté no haber hecho el Camino de Santiago y con 72 años me parecía difícil corregir este error. Algunos hijos y nietos querían hacerlo y me invitaban a acompañarles. Si ya me parecía difícil para mí, no quería pensar qué complicado podría ser con niños entre ¡6 y 13 años! Un caos. Bueno, pues estaba absolutamente equivocado.

Lo he hecho con 4 hijos (2 hijas y sus maridos) y 5 nietos, acompañados, además, con unos amigos de ellos, con más niños (bueno, aquello parecía una locura). Pues no. Fue una gran experiencia de convivencia, de esfuerzo físico razonable, de turismo cultural, de solidaridad entre peregrinos..... Y enórmemente divertido. Los pequeños aguantaron sin ningún problema y al final de cada etapa, tenían aún energías para seguir jugando.

Ciertamente, lo hicimos con muchas comodidades. Coche de seguimiento, por si alguno fallaba (nadie falló), transporte del equipaje sin que nos tuviéramos que ocupar de ello, alojamientos sencillos pero muy confortables, actividades para los pequeños durante y después de las etapas.
Y la gran satisfacción de llegar a Santiago y asistir a la Misa del Peregrino. De verdad, merece la pena.